Seleccionar página

Exilios

Según el calendario, hacía cuatro años que no se escribía una sola palabra en este blog.

Fui a por tabaco y al parecer entré en un bucle espacio-temporal. Eso explicaría por qué ya no me apetece fumar aunque en mi cabeza sólo hayan pasado un par de días desde que salí de casa.

Sea como sea, todo indica que mientras tanto ha estallado una crisis mundial de grandes proporciones y los ánimos andan encrespados. Para mi todo es muy raro, así que si ustedes están de acuerdo, hacemos como que aquí no ha pasado nada y yo sigo con lo mío. Buenas tardes (o días, o noches).